ABSOLUO AMOR (La Esquina de Bodegas, Ensenada, B. C., Mex. 1997).

 

ABSOLUTO AMOR

por Virginia Hernandez

De Nefertiti a Cleopatra. De la virgen inmaculada a la mujer del puerto, José Carrillo Cedillo comparte con nosotros el sugestivo fruto de sus pinceles y en un acto de contrición, profesa un absoluto amor a la Mujer: niña, joven, anciana, madre, esposa, meretriz o amante; porque todas y una han llegado hasta aquí, desde el principio de la vida, extraídas de la costilla del hombre primigenio y se han rebelado en su naturaleza y le han hecho tragar del fruto prohibido, craquelando a su paso la oscuridad, pariendo, lenta y dolorosamente la luz de la conciencia.

Mujer y bestia, fueron lo mismo en ese tiempo. Así tenía que ser, para que el hombre pudiera soportar sobre sus hombros el castigo divino a la osadía. Relegada, sumisa, obediente, depósito de semen, golpe seco sobre cara y vientre... Así tenia que ser.

Luego, Diosa, Musa, Ninfa, Reina -inspiración de poetas- Atenea, Démeter, Afrodita. No olvidemos citar a las mortales: Juana de Arco, de Azbaje, Teresa, Malinche, Carlota o Valentina. O tú o yo, las más comunes de toda la existencia.

La Mujer, misterio irresoluto, como la caja de Pandora, es trastocada en el lienzo de José Carrillo. Desentrañadas en la línea a veces curva de los senos o angular de una cintura pronunciada, o el ojo rehusando al natural oblicuo. Érotica, sensual o sublime en los colores, mezclas brillantes, pieles violáceas, labios carnosos y verdes, sexos que se confunden o se revelan en el lúdico ejercicio arrebatado al ocre o al cobalto, y luego, como encanto, el espejo transforma el negro de la piel, en el rosado que ansía la Bella en sus absurdos sueños de pureza.

El absoluto amor de José Carrillo Cedillo, que da conformación al pensamiento del poeta:

"Amada inmensa, como una violeta de cobalto puro y la palabra clara del deseo... Te miro así, como miraría las violetas una mañana, ahogada en un rocío de recuerdos. Es la primera vez que un absoluto amor de oro hace rumbo en mis venas. Así lo creo, te amo y un orgullo de plata me corre por el cuerpo". *

* Absoluto Amor, de Efraín Huerta (Fragmento).

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now